Catalan English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Lunes, 20 Mayo 2019 00:00

Josep Anglada, candidato de SOMI a la Alcaldía de Vic, se propone acabar con las ayudas sociales a los de fuera: «No somos mundialistas, somos identitarios, y por tanto, etnicistas»

Valora este artículo
(192 votos)

Anglada: "Los partidos del sistema niegan al pueblo sus necesidades, porque no sirven a los intereses de los trabajadores sino de las élites y la oligarquía, y por eso todos son inmigracionistas".

Alerta Digital entrevista al líder de SOMI, Josep Anglada

 

AD.- Josep Anglada lleva muchos años en primera línea política y quienes le conocen bien apuntan sobre todo que se trata de un político hecho a sí mismo, corajudo, voluntarioso y de largo recorrido. Sostiene que su principal argumento no es otro que poder mirar de frente a los catalanes y decirles lo que los políticos tradicionales prefieren ignorar.

Tras ser traicionado por los mismos que implosionaron Plataforma per Catalunya (PxC), que él fundó y logró convertir, sin apenas medios, en la principal referencia identitaria española, Anglada se prepara para las elecciones municipales  del 26 de mayo en Vic, su ciudad natal y epítome de la Cataluña más profunda, con su nuevo partido, Som Identitaris (SOMI). Y lo hace hablando de inmigración, del aumento de la delincuencia, de la corrupción institucional y de las raíces cristianas de Cataluña, temas que los partidos tradicionales prefieren pasar por alto.

Polemista, hábil, contundente y astuto, de los resultados que obtenga Josep Anglada en Vic dependerá si SOMI puede convertirse en el gran partido social e identitario que muchos españoles llevan años esperando.

Vicense en Barcelona, barcelonés en Cataluña, catalán en el resto de España y español en Europa, como a él le gusta reconocerse, sus frases, sus iniciativas, sus críticas a los políticos tradicionales, sus denuncias contra la reversión cultural que sufre Cataluña en favor del islam, así como la relación que establece entre inmigración y aumento de la inseguridad y el desempleo, le han granjeado filias y fobias encendidas, que Anglada espera rentabilizar en las urnas. AD habló con él.

– Siendo la inmigración uno de los problemas que dicen tener los habitantes autóctonos de Vic, ¿por qué no está siendo uno de los ejes de la campaña para el resto de partidos que compiten en su municipio?

Porque la inmigración es un tema tabú para todos los partidos del sistema. No se atreven a tocarlo porque son proinmigracionistas o por cobardía, a pesar de que el pueblo demanda que se hable de ello porque están hartos, al igual que en toda Europa, no solo en Vic. Pero los partidos del sistema niegan al pueblo sus necesidades, porque no sirven a los intereses de los trabajadores sino de las élites y la oligarquía, y por eso todos son inmigracionistas. Por el contrario, SOMI tiene al pueblo en el núcleo de su discurso político, pues queremos ser el partido de los trabajadores españoles. Por eso no somos mundialistas, somos identitarios, y por tanto, etnicistas.

– Si llega a ser alcalde, ¿cuál sería su primera decisión?

Hay mucho por hacer, pero lo prioritario es servir a las clases trabajadoras y populares autóctonas. Servir al pueblo ha de ser nuestra guía siempre. Y hay que empezar por los pobres, por los desheredados, por los parados de larga duración, por los que lo están pasando mal porque nadie les ayuda, por los que se encuentran todas las puertas cerradas. La idea es: puestos de trabajo catalanes para los trabajadores catalanes.

– ¿Cerrará usted las mezquitas que existen en Vic?

No se trata de cerrar todas las mezquitas sino únicamente aquellas que supongan un peligro para nuestro pueblo por tener a imanes radicales. Y en ese sentido antes que cerrar mezquitas habría que empezar por cerrar todos los lobbies sionistas que marcan las políticas antieuropeas en la U.E.

– ¿Por qué cree que los separatistas no se enfrentan al problema del cambio demográfico en Cataluña?

Por la misma razón por la que tampoco lo hacen los constitucionalistas, los separadores y los centralistas, porque todos siguen las recetas neoliberales, y por tanto sirven a los intereses de lobbies económicos, sus intereses no son los del pueblo. Las tres derechas, que se llaman antiseparatistas y en realidad son anticatalanes, es decir, la veleta naranja (Cs), la veleta azul (PP), y la veleta verde (VOX) tampoco se enfrentan al problema del cambio demográfico en Cataluña y en toda España. Solo un partido identitario, como lo es SOMI, está verdaderamente interesado en este tema por el hecho de que somos identitarios, es decir, etnicistas, y por tanto contrarios al multiculturalismo.

– ¿Acabaría un gobierno municipal de SOMI con las ayudas sociales a los de fuera?

Si, desde luego. Las ayudas sociales son para los nacionales que las necesitan, porque son muchos los que viven o mejor dicho, sobreviven bajo el umbral de la pobreza. Y no es verdad que los pobres sean solo los inmigrantes. Hay muchos españoles pobres. Ellos deben ser los primeros en ser atendidos por los trabajadores sociales del ayuntamiento.

– ¿Qué planes tiene su partido para Vic en materia de seguridad ciudadana?

Luchar contra el paro es la mejor medida contra la inseguridad ciudadana, aunque no la única. La expulsión inmediata y sin contemplaciones de todos los inmigrantes ilegales, o que hayan delinquido también es una medida necesaria que hay que pedir sin complejos.

– De entre todos los candidatos vicenses, de lejos es usted el más conocido por la población. ¿Cree que este hecho puede ser determinante en las elecciones?

Espero que sí lo sea. Pero no sólo por ser el más conocido desde que formé la Plataforma Vigatana sino porque llevamos muchos años dando la cara por nuestra gente aquí.

– Si es usted alcalde, ¿se respetarán los símbolos nacionales en el Consistorio?

Por supuesto, y entre ellos la senyera frente al trapo separatista de la estelada.

– ¿Qué planes tiene para acabar con el desempleo en su ciudad?

El desempleo no es el único problema. El trabajo está explotado en toda España, porque en toda España existe una explotación al trabajador, al que se le paga menos de lo que produce. Eso implica que las empresas tienen un margen especial porque no se quedan solo con el producto marginal del capital sino además con parte del producto marginal de sus trabajadores. Al subir el salario mínimo, las empresas han tenido que disminuir la explotación pero la mayoría no han recurrido a despedir porque no quieren renunciar a un trabajo por el que pagan menos de lo que vale. Es decir, el gran problema que tenemos en Vic, en Cataluña y en toda España no es únicamente el desempleo sino un mercado de trabajo de explotación de los trabajadores, y esto no lo puede solucionar un ayuntamiento, a nivel municipal; lo que sí se puede hacer es defender al pequeño comercio y que la concejalía de empleo del ayuntamiento dé prioridad o preferencia a los desempleados catalanes y trabaje más con las asociaciones de vecinos y los sindicatos y menos con las ETTs.

– ¿Cómo valora la descomposición de Vox en Cataluña a manos de los mismos que lo traicionaron a usted cundo lideraba PxC?

Era de esperar, pero no solo por esos miserables que me traicionaron no ya a mí sino al proyecto politico que fue PxC. Sin embargo, la razón principal de la descomposición de VOX en Cataluña es la misma razón que ha llevado a la desaparición del PP en Cataluña. Son partidos que se llaman antiseparatistas pero que en realidad son anticatalanes, y de un centralismo extremo. Y los catalanes no queremos eso, queremos una Cataluña catalana dentro de España. Queremos vertebrar España no desde el centralismo sino desde el respeto a la diversidad de pueblos, culturas y lenguas que forman España.

– ¿Contempla alguna medida municipal para incentivar el nacimiento de niños de padres de origen español?

Esto es lo propio de un partido identitario como lo es SOMI. Somos identitarios, y por tanto somos catalanistas, y eso implica adoptar todas las medidas posibles para fomentar la natalidad de los catalanes étnicos, fundamentalmente priorizando las ayudas sociales de los servicios sociales del ayuntamiento a las familias catalanas y a los jóvenes que quieran tener hijos. El ámbito sindical debería de servir también para esto.

– ¿Qué medidas prevé para reactivar el comercio tradicional, uno de los sectores tradicionalmente clave en la economía de Vic?

En esto debemos también de hacer un esfuerzo por ayudar a los pequeños comercios frente a las grandes superficies y las multinacionales. Debemos reactivar el modo de vida tradicional, la artesanía local, la vida comarcal, y fomentar el asociacionismo para que así sean más fuertes los pequeños comerciantes frente a la amenaza que supone lo que ya se denomina la «uberización» de la economía.

Noticies relacionades en altres mitjants de comunicació

Alerta Digital, 19/05/2019; Josep Anglada, candidato de SOMI a la Alcaldía de Vic, se propone acabar con las ayudas sociales a los de fuera: «No somos mundialistas, somos identitarios, y por tanto, etnicistas»

Alerta Nacional, 19/05/2019; Josep Anglada (SOMI), candidato a la Alcaldía de Vic: “No somos mundialistas, somos identitarios, y por tanto, etnicistas”

Visto 1923 veces Modificado por última vez en Lunes, 20 Mayo 2019 04:38